28 feb. 2012

LA ANTI-CASA


A veces la perfección en las casas
rozan lo surrealista

Como la casa que os muestro hoy,
en la que no cabe nada fuera de lugar.

Para mí,
la
anti-casa









Se aceptan opiniones.


20 comentarios:

  1. Creo que tienes razón, demasiado blanco todo, sin lugar a personalizar los espacios ... estos extremos no son buenos y no me gustan. Y eso que soy fan de los espacios blancos y con poca decoración. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece un horror, la verdad. :-S

    ResponderEliminar
  3. Es como si les acabaran de terminar la casa y aún no hubieran vivido en ella. A mi me parece una cada inacabada y el suelo tan brillante me da miedo es como de peli de terror de hospitales.

    besiis
    mery

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que "molesta" el total white, falta personalidad.. Bss!!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me da la sensación de ser un "render", pero antes de asignar los materiales y texturas...no?
    Demasiado frío para mí...

    ResponderEliminar
  6. totalmente de acuerdo, todo blanco resulta aburrido y falta de personalidad.
    besos
    http://iconosdemoda.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Demasiado estresante el que esté todo tan perfecto!!! es muy impersonal!
    Besos

    Fani

    ResponderEliminar
  8. Mira que en mi casa esta todo un poco revuelto por la niña, pero prefiero eso que esta casa!. Para mí horrible.

    ResponderEliminar
  9. Yo prefiero verlo como un lienzo en blanco, posibilidades le veo muchas. Se elige un tono de contraste, rojo, por ejemplo, le metes un jarrón con flores en la mesa de comedor, un cuadro de líneas puras con toques de este color, algún cojin, una lámpara sobre una pila de libros (como la que sacaste el otro día)... en fin, se le ponen detalles que personalicen un poco y puede quedar bien, no? Ásí es como decís, parece que está inacabado...
    Valle

    ResponderEliminar
  10. Demasiada perfección para mi gusto, no podría vivir allí de ninguna manera.
    Beso!

    ResponderEliminar
  11. Pues opino como tú, Paula. A mí no me gusta nada de nada. Todo tan blanco, tan pulcro. Se te cae un poco de tomate haciendo la pasta y la has liado. No soy mada minimalista. ¡Viva el desorde ordenado!
    Un abrazo
    Fran

    ResponderEliminar
  12. La primera imagen, demasiado blanco, en lugar de transmitir paz, parece un hospital... y a ver cuanto duraría con niños y el gato! Me gustan los tonos claros y suaves pero ROTOS, ofrecen un ambiente más cálido y acogedor.

    ResponderEliminar
  13. a mi me "transporta" a un psquiátrico o a un quirófano ,,,todo muy aséptico .o sea me horroriza ¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Me duelen los ojos, como en todo, la esencia está entre lo mucho y lo poco. Mira que yo soy fan de espacios neutros que poder llenar de vida, pero es que esto es precisamente lo contrario: el espacio devora la vida. Sí al entorno arquitectónico y no al "vestido". Y ahora nos dirán que somos unos barrocos!! ;)

    ResponderEliminar
  15. Sí, parece una casas sin vida. Me gusta el blanco, pero ya se sabe que cualquier cosa en exceso...

    ResponderEliminar
  16. Esta casa me pone muy nerviosa... La del lunes me encanta!!!
    Voy con retraso, así que me paso por toda la semana.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, es bonito el blanco pero en este caso parece que se hayan acabado de mudar y todavia no hayan traido las cosas para ponerlas en los muebles, la cocina,...etc. Muy vacio para mi gusto, aunque sobre gustos no hay nada escrito.

    ResponderEliminar
  18. Pues a mi me gusta!!!!

    ResponderEliminar

Me encantaría saber tu opinión!